Ciática

Entre los numerosos casos de curaciones que hemos recopilado de las Memorias Médicas del balneario, nos llamó la atención el de una mujer joven que presentaba un fuerte dolor en el nervio ciático. No podía valerse por sí misma, necesitando ayuda para la más mínima tarea lo que le hacía pasar largos periodos en la cama.

La mujer ya había recorrido varios balnearios sin conseguir alivio alguno cuando decidió acudir a Las Caldas de Partovia. Aquí el médico le indicó que tomara una serie de baños, (30).
Sorprendentemente al cuarto baño consiguió pasear sin ayuda alguna y, al acabar el tratamiento ya estaba restablecida por completo.