reservas@caldasdepartovia.es   |   +34 988 27 30 57
Redes Sociales :-

Agua minero medicinal

En nuestras instalaciones el agua es la protagonista.

Declaradas de Utilidad Pública por el Real Decreto-Ley del 26 de abril de 1928, en el que se aprobaba el Estatuto de explotación de manantiales de agua minero-medicinales.

Su abundante caudal permite que sea empleada directamente de los manantiales, renovándose constantemente y haciendo que la composición del agua se mantenga siempre constante.
La conjunción de temperatura, caudal y composición sulfurosa, sódica, bicarbonatada y radiactiva, hacen que estos manantiales sean en la actualidad los más completos de Galicia en cuanto al número de enfermedades sobre las que actúan de forma favorable.

 

Indicaciones terapeúticas

 

PROCESOS REUMÁTICOS CRÓNICOS
Patología degenerativa Lesiones osteomusculares Gota Artritis Artrosis

PATOLOGÍAS CRÓNICAS DEL APARATO LOCOMOTOR
Lumbalgias Dorsalgias Ciática Neuralgias Dolores musculares Fracturas Secuelas postraumáticas y postquirúrgicas

ENFERMEDADES DE LA PIEL
Acné Psoriasis Eccemas cronicos Cicatrización Quemaduras Dermatosis alérgicas Belleza

SISTEMA CIRCULATORIO
Varices Piernas cansadas

SISTEMA NERVIOSO
Estados de tensión nerviosa Insomnio Estrés Irritabilidad

ENFERMEDADES CRÓNICAS DE VÍAS RESPIRATORIAS
Bronquitis Faringitis Laringitis Sinusitis Rinitis Procesos asmáticos

APARATO DIGESTIVO
Hernias del hiato Estreñimiento Procesos digestivos Motilidad gástrica e intestinal Gastritis Dispepsias Ácido úrico

 

El Balneario de las Caldas de Partovia se nutre del agua minero medicinal que emerge de manera generosa de tres manantiales con un caudal total de 15480 l. hora.

 

Nuestros manantiales:

 

Fuente de los Baños, cuya agua emerge a la temperatura de 37ºC y que se utilizaba tradicionalmente para la balneación en forma de baño o ducha por sus múltiples beneficios analgésicos, sedantes y relajantes.

Fuente Interior, cuya agua emerge a una temperatura de 28ºC, siendo su uso a lo largo del tiempo exclusivamente oral por sus cualidades en el tratamiento de enfermedades del aparato digestivo, metabólico y urinario.

Fuente del Prado, cuya agua emerge a una temperatura de 18ºC e históricamente era visitada por agüistas que acudían a Las Caldas de Partovia a beber de la fuente de este manantial.